logo

Pasión por la Innovación. Compromiso con los Pacientes.

Daiichi Sankyo España, S.A.

Planta de Producción Europea

Cumplimiento de los estándares internacionales más elevados

En nuestro centro de producción europeo de Pfaffenhofen (Alemania), las instalaciones cuentan con tecnología de vanguardia para garantizar una producción sistemática de la más alta calidad.  Para cumplir con los niveles más altos de producción se realizan auditorías periódicas por las autoridades correspondientes a nivel nacional e internacional como son la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) cumpliendo con el objetivo de conseguir la máxima calidad de producción.

Producción Farmacéutica

El centro de Pfaffenhofen desempeña un papel fundamental en el desarrollo farmacéutico de la compañía y contribuye significativamente a nuestra capacidad de producción global. Los productos farmacéuticos no sólo se fabrican, sino que también se desarrollan aquí. Esto incluye toda la gama de productos de Olmesartán y Edoxaban. En la producción farmacéutica se fabrican cada año más de 100 millones de blísteres y más de dos mil millones de comprimidos.

Las actividades de Pfaffenhofen comprenden la fabricación de APIs biotecnológicos (principios activos farmacéuticos) y la producción de productos farmacéuticos sólidos (comprimidos y comprimidos recubiertos con película) y son los responsables de hacer llegar nuestros medicamentos a pacientes en más de 50 países.

Muy pronto la producción en Pfaffenhofen también se encargará de los medicamentos del pipeline de oncología. En Daiichi Sankyo nos caracteriza la innovación y nuestra planta de producción cuenta con un infraestructura moderna y con tecnologías de última generación.

Desarrollo Farmacéutico

Pfaffenhofen también desempeña un papel clave en el desarrollo farmacéutico y asume globalmente un papel de liderazgo en un número cada vez mayor de proyectos de investigación galénica. El objetivo del desarrollo farmacéutico es desarrollar medicamentos aplicables, como los comprimidos, a partir de los principios activos proporcionados por nuestra División de Investigación y Desarrollo (I+D).  El producto farmacéutico está diseñado para satisfacer las necesidades del paciente, cumplir los requisitos clínicos y garantizar la calidad.  En Daiichi Sankyo hemos desarrollado un proceso a medida para garantizar la fabricación adecuada en la producción de medicamentos a gran escala.  Por último, pero no por ello menos importante, el desarrollo farmacéutico tiene un papel fundamental y es responsable del cumplimiento de calidad respecto a los expedientes presentados a las autoridades reguladoras. Este enfoque diligente es un requisito previo vital para poner a disposición de los pacientes de todo el mundo productos farmacéuticos seguros y de la máxima calidad.